Características generales de arrastradores frontales "autoforzantes"

Las características generales de los materiales, afinidad durante el trabajo, precisión, bloqueo seguro, piezas de recambio y garantía de los mandriles autocentrantes.

La continua exigencia de contención de los gastos de producción ha promovido el estudio y el diseño de un instrumento alternativo al autocentrante tradicional, capaz de aprovechar de forma adecuada las capacidades productivas de las modernas máquinas herramientas.


Los arrastradores frontales "autoperforantes" O.M.A.P., presentes en el mercado nacional e internacional desde la década de los 70, pensados para el trabajo de serie en torneadoras, tornos automáticos, torno copia, con contrapunto rotante de empuje hidráulico, encuentran una aplicación conveniente también para pequeñas series en el torno paralelo.

El elevado grado de fiabilidad del instrumento, de fabricación sencilla y sólida, resuelve considerables problemas de producción entre las brocas, incluidas piezas perforadas, tubos, productos brutos, empalmados, etc., eliminando el peligro de deslizamiento de la pieza que se está trabajando, incluso para pasadas gravosas:

•    conservan los escalonados elaborados a distancia constante de la fachada de apoyo;

•    permiten arrastrar en rotación piezas que presenten lados del material en bruto;

•    permiten trabajar una amplia gama de diámetros, aprovechando pocos arrastradores de tamaños graduados;

•    permiten la sustitución de los pernos para pasar de un diámetro al otro, rápidamente, sin desmontar partes del arrastrador;

•    debido a su solidez (se fabrican en aceros seleccionados y tratados de forma adecuada) no alteran, durante el trabajo, la precisión de centrado.

 

Funcionamiento

Los arrastradores O.M.A.P. funcionan mediante una acción mecánica y su principal característica es la "autoperforación" (patente). Con las presiones adecuadas, inicialmente a través del grupo contrapunto de la pieza, por efecto del momento de torsión provocado por la herramienta que trabaja, y como consecuencia de la configuración de los pernos arrastradores, se crea un movimiento axial de autoperforación en la pieza, proporcional a la carga de eliminación requerida. La interdependencia del grupo pernos-esferas-anillo equilibrador, que tiene libertad para oscilar, se bloquea durante la fase de trabajo sobre las irregularidades de la fachada de apoyo de la pieza, anulando los deslizamientos. La broca, precargada por el tapón posterior y que dispone de movimiento axial independiente, prevé un elevado margen de seguridad en caso de averías o falsas maniobras durante la elaboración. Las muelles de recuperación, junto con los amortiguadores, recuperan los pernos hasta la posición de origen después de cada uso.


Descarga catalogo

Descarga el catalogo de mandriles autocentrantes

Mandriles autocentrantes

1,1 Mb [.pdf]

Descarga